Foto N° 6 – Margarita Miranda

“Donde vivía yo era la calle Beneficencia, que quedó toda destruida, y las casas que habían ahí alrededor quedaron todas abajo. Entonces nosotros huimos a un cerrito que había allá, porque el parque era peligroso, porque los árboles podían caer. Entonces nos fuimos a ese cerrito que está, no muy lejos, está al lado de la cancha arriba. Ya se me olvidó el nombre. Era día domingo. Estaba poniendo agua para lavarle los paños a mi guagua, iba a cocer pan afuera, tenía todo afuera, y cuando empezó el primero temblor fui a sacar a mi hijo y me quedé afuera con él. Cuando vino el segundo me tiró lejos por allá. Y ahí las casas se vinieron abajo, quedó todo destruido y las calles quedaron inutilizadas. Fue terrible esa época del terremoto.”

 

.