Foto N° 17 – Orfilia Muñoz

“El día del terremoto, fue como a las tres de la tarde, fue el primer movimiento, muy fuerte. Yo estaba con mi esposo, mis tres niños y la suerte que llegó mi suegra y ella me ayudo con la niña, y al rato, salió una neblina ploma y así como un polvo, y se vino más fuerte. Cayó la torre de la Iglesia de las Mercedes, y se corrió la estufa. Empezaron a haber incendios. Como llegó mi suegra, así que me ayudo con la niña, así que cada una andaba con una guagua. Y mi viejo tuvo que estar pagando la estufa porque empezó a salir la llama para arriba porque se corrió la estufa y hubo muchos incendios. Y después tuvimos que irnos para la altura del Hospital Regional a acampar, porque el agua se venía, el mar, el río, todo, íbamos como una tropa de animales para la altura del hospital. Allí alojamos, pasamos hartas cosas triste que sería largo contarlo todo.”