Foto N° 14 – Graciela Santana

“Mis padres llegaron a las seis de la mañana a Valdivia desde el sector Piedra Blanca dieciocho kilómetros a la montaña. Me llevaron de vuelta al campo con ellos pasando por el puente antiguo de Piedra Blanca, en un camión porque había mucha agua caminamos el resto del camino dieciocho kilómetros para llegar a nuestra casa. Respecto del colegio nunca más volví a estudiar en Valdivia, siguiendo luego mis estudios en una escuela rural. Y esa sería mi experiencia del terremoto ya que era una niña.”